A través de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental, la casa de estudios invita a sumarse a La Hora del Planeta, el próximo 25 de marzo.

Con los incendios forestales ocurridos en el verano vamos a tener menos agentes que ayudan a capturar el CO2, que es uno de los principales gases efecto invernadero (GEI) que provocan el aumento de la temperatura en el planeta”, explica Carolina Pizarro, directora de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián.

“El alza histórica de temperaturas que venimos viviendo durante los últimos años, así como el descenso de las precipitaciones se intensificarán en el futuro y son un factor que gatilla este tipo de siniestros. Tener y tomar conciencia en las personas es parte de lo que implica crear la Cultura de la Sustentabilidad”, subraya la académica, quien agrega que “la Fundación Mundial para la Vida Silvestre -WWF- ha sido una de las primeras entidades que han hecho visible el tema del cambio climático a nivel internacional”.

Apaga la luz y desenchufa los artefactos eléctricos durante 1 hora, es el llamado que se hace WWF para este sábado 25 de marzo, a las 20:30 horas, fecha de la celebración mundial de La Hora del Planeta, conocida como la mayor acción voluntaria contra el cambio climático y la protección de los bosques.

Este año en particular -explica la docente- “el concepto se asoció a la desforestación y todo lo que implicaron los incendios forestales. Y ahí hay una relación estrechísima, porque precisamente los árboles son los que nos ayudan a capturar el CO2”.

Ya es conocido que fueron más de 600 mil hectáreas de matorrales, bosques y plantaciones afectadas, 4 mil damnificados y 11 personas fallecidas, sin embargo, próximamente aparecerán estudios que permitirán cuantificar el daño de los incendios, respecto de esta merma en hectáreas y cuánto CO2 menos se ha podido captar. Las emisiones de estos incendios forestales (casi 78 millones de toneladas de CO2), fueron equivalentes a casi todas las emisiones del sector energía de un año.

¿Cómo hacer campaña?

Tal vez el apagar la luz por una hora no impacte significativamente en el consumo global de energía o en la baja de emisiones; sin embargo, sumarse a La Hora del Planeta es efectivamente un acto que contribuye a por generar conciencia y darle visibilidad al problema. La carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental USS, precisamente ha acuñado la frase de Crear Cultura de la Sustentabilidad, “lo que implica realizar acciones que en la práctica trasciendan en los hábitos y que para nuestros hijos sea evidente que hay que ahorrar energía; que el agua es un recurso fundamental y que la sustentabilidad implica una mirada sistémica, porque cuando hablamos que algo es sustentable nos referimos a aquello que tiene una armonía entre lo social, lo económico y lo medioambiental”, explica Pizarro.

“Esto no significa que debamos parar alguna actividad productiva porque es contaminante, ya que si lo hacemos habrá menos ingresos, tal vez haya personas desempleadas y no es la idea. Debemos poner los énfasis en hacer que dicha actividad tenga el menor impacto posible. Cultura de la Sustentabilidad es mirar las cosas no de manera atomizada sino de manera sistémica, tomando conciencia del alcance de nuestras acciones y decisiones”, sostiene Pizarro.

Lo importante en este sentido es entender cómo nuestras acciones pueden traer consecuencias positivas y esto es más sencillo de lo que creemos: “pequeños actos de eficiencia dentro del hogar son fácilmente realizables por cada uno de nosotros y no implican grandes esfuerzos ni recursos”, sostuvo la académica (ver infografía).

Hace unos días se realizó el lanzamiento de una consulta ciudadana donde los Ministerios del Medio Ambiente y de Energía trabajarán mancomunadamente en el primer plan de mitigación de emisiones de gases efecto invernadero para enfrentar el cambio climático. Carolina Pizarro califica esto como un hito, ya que alrededor del 75% de las emisiones de CO2 en Chile son producidas por el sector energético.

Pese a que en términos globales Chile aporta un 0,26% de Gases de Efecto Invernadero (considerando sólo las emisiones de CO2 por combustión de hidrocarburos a nivel mundial), nuestro país posee un plan nacional de adaptación al cambio climático, ya que de acuerdo a lo estipulado en el Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC), es considerado territorio vulnerable a los efectos de este fenómeno, debido a la naturaleza de su geografía y susceptibilidad a la sequía y desertificación, entre otros.

Esta es la mirada positiva que propone Pizarro y la carrera que dirige en el Campus Bellavista de la USS, porque “ya sabemos que en los próximos años Chile registrará, en promedio, menos precipitaciones y temperaturas más altas, considerando que para el año 2050 en Santiago habrá un aumento de 2,7°C y las precipitaciones bajarán un 15%. En el sur, en tanto, Valdivia registraría una caída de 13% en precipitaciones”.

“La tarea está en manos de cada uno de nosotros, desde adherirse a La Hora del Planeta el próximo sábado, así también realizar sencillas prácticas cotidianas, como ahorrar agua en el estanque del baño simplemente dejando una botella en el interior”.

infografia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *