Luis Angulo, profesor y coordinador del curso de “Taller de emprendimiento II” de la Sede Concepción, nos cuenta su experiencia en desarrollar proyectos de emprendimiento vinculados con el medio.

¿Cómo crees que aporta en la formación de los estudiantes?

El Taller de Emprendimiento e Innovación dentro del Área de Formación de Habilidades Ejecutivas, forma parte de una muy interesante línea de desarrollo para estos futuros profesionales, ya que los lleva a conocer y valorizar de distinta manera el quehacer de una empresa, desde que nace como idea, hasta que se concreta en su fase inicial o evoluciona y se consolida en etapa de madurez. Es desafiante enfrentar un curso así – más aun desde el rol de coordinador – pues hay que lograr esa ecualización de las bondades y capacidades de cada uno de los profesores que puedan tributar a los objetivos del mismo. Académicos, emprendedores, empresarios, todos tenemos aportes que pueden ser muy significativos si los enfocamos de buena manera todos en conjunto. En este sentido, este curso demanda y exige ciertas capacidades especiales para poder encausarlo de la mejor manera.

¿De que tratan estos proyectos vinculados al entorno social?

Estamos llevando a cabo un proyecto que nos permite interactuar con asociaciones de las localidades de Tubul y Llico, en la comuna de Arauco, a unos 120 km. de Concepción. Se establecieron 4 áreas críticas sobre las cuales trabajar: Administración, Gestión, Marketing y Ventas y Emprendimiento, en las que se caracterizaron e identificaron aprendizajes esperados y competencias en 4 niveles. Con esto – y considerando un enfoque de género – se diagnostica a ambas asociaciones y en base a esos resultados, se realizan las transferencias necesarias para que las personas puedan llegar al nivel 4 en cada una de las áreas. Todo esto realizado por los alumnos. Posterior a eso – y en conjunto con las asociaciones – se elabora un proyecto que ellos puedan poner a prueba por sí solos durante el verano. Entre los meses de marzo y mayo realizamos los seguimientos y correcciones respectivas.

¿Cómo surgió la idea?

Desde hace un par de años que la dirección de Plan Común en Concepción viene trazando esta ruta que intenta mostrar desde distintas esferas lo que es el emprendimiento a los estudiantes: Jornadas de Emprendimiento Femenino, Charlas, Vinculación con Microempresarios, etc. Este nuevo paso viene como un mix entre los aprendizajes que esperamos adquieran nuestros estudiantes, lo que lleva implícito reforzar los valores institucionales.

¿Cómo ha sido el impacto del trabajo realizado en los microempresarios?

Estamos en etapas tempranas aún como para medir impacto en las asociaciones, sin embargo se valora hasta ahora el compromiso mostrado por ellas. Hay que pensar que no es tárea fácil tener buena disposición después de arduas jornadas de trabajo y con familias esperando en casa. Hasta el momento contamos con eso. Nuestro desafío es hacer que valga la pena para ellas.

¿Cómo ha sido el impacto en el aprendizaje de los estudiantes?

Sacarlos de su rutina diaria, de la sala de clases, se ve entretenido. Pero mover la sala 120 km., tras 2 horas y media en bus, con días enteros de trabajo en terreno, conociendo y compartiendo experiencias con personas que han desarrollado buena parte de sus vidas a punta de oficio, ya lo pone más complejo. Deben ser capaces de llegar a estas personas y hacer que sus conocimientos cobren valor para estas mujeres. No es una tarea fácil – y ellos lo han hecho notar – pero también han mostrado un ímpetu y un espíritu, a la altura de lo que esperamos de un joven sebastiano.

Comments are closed.