Estudiantes de Valdivia “la rompen” en foro de emprendimiento
Octubre 22, 2015
Víctor Vera: Sin miedo a la acreditación
Octubre 23, 2015

Carolina Pizarro y el aprender sustentabilidad a través de la experiencia

Con una sólida formación en ingeniería y biotecnología, Carolina Pizarro se apresta a iniciar uno de sus mayores desafíos profesionales: el lanzamiento de la nueva carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental en la USS.

Carolina Pizarro siempre sintió la vocación docente. Hoy cuenta que, al conocer la malla académica de biotecnología en la USS, se dijo “quiero hacer clases aquí”. Y así comenzó impartiendo cursos de jornada parcial en la FIT, involucrándose de manera creciente en la comunidad académica a través de reuniones y conversaciones con otros docentes.

Fue en una de estas reuniones, donde se discutía la creación de nuevas carreras, que Carolina levantó la mano y propuso evaluar la posibilidad de crear una carrera de Ingeniería Ambiental y Energía. Argumentos tenía: su título de ingeniero civil bioquímico lo obtuvo en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con una tesis sobre la revalorización de un desecho de la industria de la celulosa. Fue en la misma casa de estudios porteña, y en la misma disciplina, donde hizo su magister, esta vez analizando un sistema de tratamiento de agua. Su doctorado, en cambio, tuvo una orientación 100% biotecnológica y en él estudió revalorización de un producto rico en Omega-3, obtenido a partir de aceite de pescado.

“Propuse desarrollar una carrera pensando en el medio ambiente y, sobre todo, en la obtención de energía”, recuerda con la mirada vuelta al recuerdo de ese momento germinal.

La idea comenzó a tomar cuerpo en momentos en que se producía un cambio de estructura de la universidad. “Fue cuando se creó la Dirección General de Pregrado y, luego, con el ingreso de Erika Castillo, que vino a dar énfasis en miradas conectadas, en cómo crear un currículum de manera responsable”, recuerda.

No es un proceso simple, y requiere de mucha responsabilidad y transparencia a la hora de hacer declaraciones que, no hay que olvidarlo, implican compromisos con el estudiante, su proyecto de vida y con el entorno. “Cuando comenzamos a diseñar perfil de egreso, incorporamos con fuerza el concepto de sustentabilidad y el sentido de bioproceso”.

En el periodo de diseño pesó, sobre todo, la necesidad de pensar en el profesional que se necesita hoy. Carolina y su equipo se entrevistaron con subsecretario de Medio Ambiente, desarrollaron focus groups y construyeron un perfil de egreso con el que la universidad se podía comprometer. Como las competencias de un profesional se terminan de desarrollar en el ejercicio concreto, el proyecto educativo de la facultad propone el concepto de “desempeños esperados”.

En el proceso de desarrollo de la nueva carrera, Carolina Pizarro se apoyó en gran medida en el trabajo del AFHE. “Me ayudó a desarrollar un sello diferenciador: ingenieros conectados con su entorno, que van a ser capaces de resolver los conflictos de mejor manera, fundamental desarrollo de las habilidades ejecutivas”, cuenta, recalcando la particular visión desarrollada en AFHE respecto del proceso de aprendizaje. “El conocimiento por sí solo está en los libros y en google; nosotros abogamos por el aprendizaje experiencial”.

Ya han pasado dos años de aquella reunión en la que se incubó la idea. El diseño propiamente tal de la nueva carrera ha tomado un año completo, periodo durante el cual Carolina y su equipo se han abocado a pensar cómo cada asignatura contribuirá a e ese desempeño esperado del egresado. “Hemos calculado el tiempo que tienen que invertir docentes y alumnos en los procesos de aprendizaje de cada curso”, precisa. “Es una carrera diseñada con ese nivel de detalle”.

Ahora viene un proceso distinto, donde a Carolina Pizarro y al equipo docente de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental (IESA) los esperan grandes desafíos como son la puesta en marcha y el proceso de admisión. Con el sello innovador e inclusivo que caracteriza a la Facultad, esta nueva generación de ingenieros comprometidos con la sustentabilidad estará dentro de poco aportando al desarrollo y bienestar del país.

Comments are closed.