Patricio Huenchullán y su novia Stpehanie son estudiantes de la Universidad San Sebastián. Patricio cursa tercer año de Ingeniería Civil, y ambos se lanzaron a un emprendimiento educativo y social centrado en un problemática que está en todas las familias: aislamiento de los niños y adolescentes en lo digital. Ambos son participantes del Bootcamp Apollo que realiza SpeedUP.

– Patricio, cuéntame un poco de qué se trata Cubix.

Con Cubix buscamos entregar a los niños una entretención de manera sencilla, que los despeje del “mundo” de las tecnologías. Hoy en día esto es una rutina para ellos que lo desconecta de la familia y les causa problemas familiares y en su aprendizaje. Cubix busca dar la solución a esta problemática que cada día crece más en las familias chilenas y a lo largo del mundo. Para esto disponemos de una plantilla en formato 2d, la que se recorta, se pega y se arma, formando una figura en tres dimensiones.

Imagen 1Imagen 2

– ¿Cómo nació esta idea?

Cubix nace principalmente para sacar a los niños de las tecnologías y unir a las familias, ya que con esta simple herramienta logramos que un niño interactúe con los demás para preguntar, para pedir ayuda, lo que se da principalmente con las familias.

Se nos ocurrió por el problema que existía en nuestras familias, ya que ambos tenemos hermanos pequeños, el hermano de Stephanie (un niño de 10 años) estaba todo el día en el computador, jugando, viendo videos, partidos online, entre otras cosas, lo que provocó que se comenzará a acostar más tarde, bajo el rendimiento escolar, y se puso completamente más irritable e inquieto. Con cubix este problema ha comenzado a mejorar. Franco ya no está horas y horas en el computador, sino que realiza sus tareas del colegio y luego, como incentivo, se entretiene armando una plantilla. Con esto interactúa con los demás y le sirve para la motricidad. A mi hermana, una niña de 6 años, le costaba mucho interactuar con otras personas, solamente le pedía ayuda a su madre. Ahora, con cubix, ella pregunta a los demás no solo de como armar sus plantillas, sino que también le sirvió para tener un poco más de personalidad y comenzar a interactuar más con las profesoras en el colegio, lo que provocó en ella un mejor rendimiento escolar. .

– ¿Cuáles han sido sus logros hasta ahora y qué les falta conseguir por delante?

Comenzamos con maquinaria de casa, es decir una impresora común y corriente, reparada y modificada, un papel de mala calidad y una imagen deficiente, a pesar de que se vendían, esto nos permitió tener hoy en día dos impresoras, proveedores de papel y de otros insumo.

Además postulamos a unos fondos de emprendedores en la municipalidad de Puente Alto y ganamos. Actualmente contamos con un fondo de $500.000, lo que se distribuirá para maquinaria, con la que haremos nuestro material resistente al agua e insumos para poder seguir vendiendo nuestro producto. Como metas a futuro está tener una empresa, locales y distribuir al por mayor nuestro material, implementar cubix en talleres para colegios y jardines y sacar plantillas en blanco y negro, para que los niños puedan pintarlas, cortar, armar y finalmente pegar. De esa manera el niño se estimula en base a colores y además se divierte, fomentando en él la creatividad y motricidad.

Para poder lograr las metas nos falta recursos monetarios, ya que las maquinarias para esto tiene un costo bastante alto, pero las necesitamos para tener un mayor volumen de producción con una calidad óptima.

– ¿Cuál crees que es el aporte de Cubix?

Lo que nosotros aportamos a la sociedad es la recuperación de un núcleo familiar, centrado en los niños, los que hoy en día se encuentran más desprotegidos ante la invasión de las tecnologías.

– ¿Cómo nació el espíritu emprendedor? ¿Había algo de eso en su familia o en el ambiente social en el que has crecido?

En un principio nuestro espíritu emprendedor radicó en la necesidad de pagar nuestras deudas. Ahora nuestro enfoque está plenamente en la familia y relación con el entorno en que se desenvuelven hoy en día los niños.Imagen 3 Imagen 4

– Ustedes como estudiantes de la USS realizaron el curso de emprendimiento, ¿Qué les pareció? ¿Cómo creen que les aportó a ustedes como emprendedores?

Nos pareció una experiencia enriquecedora, la que nos dio una gran oportunidad para crecer y comenzar a surgir como emprendedores. Gracias al apoyo de los profesores hemos podido seguir con nuestro proyecto apoyados 100% en los conocimientos de cada docente y experiencia de ellos, lo que actualmente se refleja en nuestra forma de desenvolver nuestro proyecto tanto dentro como fuera de nuestra universidad.

– Cubix es parte de SpeedUp. ¿Cuéntame cómo ha sido el proceso? ¿Creen ustedes que tiene beneficios para ustedes y para el proyecto?

Este ha sido un proceso de arduo trabajo en equipo, lo que nos ha permitido participar en diversas actividades que nos brindan experiencia que enriquecen cada vez más nuestro proyecto Cubix. Nos han entregado herramientas prácticas para poder seguir trabajando, además de contar cada semana con una reunión agendada con nuestros docentes, lo que permite un seguimiento del proyecto, que nos incentiva a tener metas claras que se van desarrollando semanalmente.

[inpost_fancy thumb_width=”200″ thumb_height=”200″ post_id=”577″ thumb_margin_left=”0″ thumb_margin_bottom=”0″ thumb_border_radius=”2″ thumb_shadow=”0 1px 4px rgba(0, 0, 0, 0.2)” id=”” random=”0″ group=”0″ border=”” show_in_popup=”0″ album_cover=”” album_cover_width=”200″ album_cover_height=”200″ popup_width=”800″ popup_max_height=”600″ popup_title=”Gallery” type=”fancy” sc_id=”sc1445487056481″]

Comments are closed.